¿Sabías que…?

La Flor de Pascua, uno de los símbolos de la Navidad por su inflorescencia en forma de estrella, es originaria de la ciudad mexicana de Taxco . Su expansión al resto del mundo  comenzó en la primera mitad del siglo XIX gracias al embajador de Estados Unidos en México, Joel Roberts Poinsett, siendo también conocida como Poinsettia en su honor.

Su nombre científico es Euphorbia Pulcherrima.

 

016

 

Es muy común escuchar que las Poinsettias no duran, no llegan a la Navidad, se estropean nada más salir de la floristería… Esto no es cierto, solo hay que adquirir una planta de calidad.

Te recomendamos que acudas siempre a floristerías cuando necesites flores o plantas. En nuestras instalaciones especializadas siempre mantenemos, regamos, limpiamos y cuidamos las plantas como se debe. Es muy probable que todos esos clientes insatisfechos con sus Flores de Pascua, las hayan adquirido en bazares o supermercados, para los cuales es simplemente un artículo más de temporada como pueden ser los dulces navideños.

No obstante, como todo ser vivo, necesita unas condiciones y unos cuidados que harán que se mantenga en perfecto estado. A continuación te resumimos los más importantes.

 

Como mantener mi  Flor de Pascua bonita

TEMPERATURA

Para cuidar bien la Poinsettia o planta de Navidad, debes evitar las corrientes de aire y la proximidad a radiadores, estufas, etc., o cualquier fuente de calor que pueda dañarla.

LUZ

La Poinsettia o flor de Pascua necesita niveles elevados de luminosidad para mantenerse sana y con buen color, brillo y contraste de flores/brácteas y hojas.

RIEGO

Riega por abajo, poniendo la maceta unos 15 minutos en un cuenco o plato con agua y retira el agua sobrante que la planta no haya absorbido.

Con 1 riego por semana es suficiente, pero procura que entre riego y riego se seque en parte el sustrato. Como siempre, hay que tener cuidado con no pasarse con el agua, puesto que se pudriría. Y otra cosa general: si la temperatura es alta, riega más.

El agua que esté tibia, a la temperatura de la habitación, no muy fría.

HUMEDAD

Este punto es clave: si el ambiente es seco, las hojas se caen. La Flor de Pascua odia la calefacción fuerte.

Una vez que tengas la planta en casa ponla sobre una capa de piedritas con agua en un cuenco o plato hondo sin que el fondo de dicha maceta esté en contacto con el agua líquida. De esta forma conseguimos humedecer el aire de alrededor de la planta. Es mejor que pulverizar directamente las hojas, para evitar el riesgo de infección por hongos, aunque si la calefacción está alta, deberás recurrir al rociado de las hojas, no de las brácteas (flores), que se manchan y decoloran.

 

¡Ahora solo te queda hacerte con tu Flor de Pascua y disfrutar de ella!

Si tienes cualquier duda acerca de esta, o de otra planta, contacta con nosotros.

No te quedes sin ella, pídela aquí: http://mil-hojas.com/producto/flor-de-pascua-pequena/